Consejos para bañar a tu gato: Paso a paso

Los gatos son unos de los animales más limpios de todos Es habitual ver a los felinos lamerse continuamente su pelaje, así como limar sus uñas; y es que para ellos la higiene es muy importante. No obstante, a pesar de todas las precauciones que toman los gatos para mantenerse limpios, es inevitable que su pelo se llene de polvo; además, las glándulas de la piel producen secreciones y el pelo no siempre se desprende a base de lametones. Por lo tanto, de vez en cuando hay que bañar a estos felinos.

De sobra es conocido que los gatos y el agua no son los mejores amigos, así que desde CookiesWil hemos preparado una serie de consejos para que bañar a tu gato no se convierta en una misión imposible.

 

Consejos para bañar a tu gato

 

Desde pequeño

 

La psicología de los gatos no difiere demasiado de la que seguimos los humanos. Por lo tanto, de la misma manera que nosotros acostumbramos a nuestros hijos a determinados comportamientos desde que son bebés, hay que acostumbrar a los gatos al baño desde cachorros, entre el primer y el segundo mes de vida. Es durante este periodo cuando los gatos absorben todo lo que se les enseña, así que es la mejor oportunidad para acostumbrarle poco a poco a bañarle.

 

La hora del baño

 

Ahora que ya sabes que lo mejor es enseñar a tu gato al agua desde sus primeros meses de vida, seguro que te interesa saber cómo debe ser la hora del baño y los pasos que tienes que seguir para que el gato no salga corriendo.

Lo primero que debes tener en cuenta es que el animal tiene que encontrarse en un ambiente lo más tranquilo posible; por lo tanto, lo más recomendable es que sólo estés tu en la habitación en la que vayas a bañarle con él, nadie más. El mejor sitio para hacerlo es en el fregadero de la cocina, ya el lavabo es demasiado pequeño y la bañera demasiado baja. Es aconsejable colocar una toalla en el fondo del fregadero para evitar que el gato se resbale.

Una vez lo tengas todo lista, llena el fregadero con unos pocos centímetros de agua tibia y añade un poco de champú para gatos antes de meter al animal. Una vez el gato esté dentro del agua, es recomendable que le hables; tu voz le transmitirá confianza y calma.

Ponte un guante, empápalo en agua y añade un poco de champú para gatos; frota las patas, la cola, la nariz y las orejas del animal. Luego, aclara rápidamente; cuanto menos tiempo lo tengas en el baño, mejor.

Saca al minino del fregadero y envuélvelo con una toalla; frótalo suavemente para secarlo. Aunque puedes utilizar el secador, lo mejor es que le dejes secarse al aire libre.

Como puedes comprobar, bañar a un gato no es una tarea demasiado complicada, simplemente debes tener claros cuáles son los pasos que debes seguir. ¡Suerte!

 

CookiesWil: Alimentos 100% naturales para gatos

 

Desde CookiesWil recomendamos siempre darles a los gatos únicamente alimentos especialmente pensados para ellos como los que podéis encontrar en nuestra tienda. Una gran selección de piensos deshidratados 100% naturales y de calidad súper premium; no contienen ningún tipo de aditivos, conservantes, colorantes y aromatizantes y se elaboran de manera totalmente artesanal.

La alimentación es uno de los factores más importantes en el cuidado de un animal, así que recomendamos apostar siempre por alimentos naturales y de calidad. Te invitamos a que conozcas en nuestro catálogo todas las opciones que te damos para alimentar a tu gato.

comments powered by Disqus