Todo lo que deberías saber sobre la castración a perros.

Además de ti, el que mejor conoce a tu perro y sabe si es conveniente o no castrarle es su veterinario.  Antes de plantearte cualquiera de las opciones habla con él, pregúntale sobre los pros y los contras. Es cierto que la castración perruna es uno de los temas que más controversia genera, tanto entre los dueños de las mascotas como en los profesionales. Con este artículo vamos a tratar de despejar algunas dudas sobre la castración y cómo afecta a tu mascota.

Qué es la castración y en qué consiste

La castración es una operación muy simple,  en el caso de las hembras  consiste en retirar quirúrgicamente los ovarios y el útero; mientras que en el caso de los machos son los testículos los que se extirpan quirúrgicamente del animal.

Es un proceso que debe realizarse en quirófano, con anestesia general y por las manos del veterinario. Existen diferentes técnicas de extracción, la incisión cada vez es más pequeña y la cirugía menos invasiva.

Post operatorio y recuperación

Aunque castrar a tu perro es un proceso relativamente sencillo, es posible que tu perro sufra alguna de estas secueleas durante el postoperatorio:

  • Las técnicas más avanzadas no obligan a ello pero por norma general después de la castración tu perro deberá llevar collar isabelino por lo menos 10 días.
  • La primera noche no dejes solo a tu perro, revisa la incisión y controla posibles sangrados.
  • Acude inmediatamente a urgencias si aparece sangrado en la zona de la incisión, el perro está especialmente sensible, tiene fiebre o está especialmente somnoliento,
  • Mantén limpia la incisión, límpiala a diario. Te recomendamos que pasadas 48 horas de la intervención además de con agua, limpies la herida con una solución yodada.
  • Evita que el perro tenga una actividad excesiva; paseos tranquilos y actividad moderada.
  • Es normal que tu perro sufra inapetencia después de la castración, deja comida y agua a su alcance y acudirá a ella cuando lo necesite.

El proceso postoperatorio no debería durar más de 10-15 días, pasado ese tiempo tu perro volverá a ser el que era, aunque será el veterinario el que te indique los plazos según vea la evolución de tu mascota.

Cuánto cuesta castrar a un perro

Es cierto que castrar a tu mascota tiene un coste que no todo el mundo puede costear, pero ¿qué coste tiene mantener a una camada no buscada? Quizás sea una visión demasiado práctica de la castración perruna pero este proceso nos ayuda a controlar la población animal y de alguna forma a frenar el abandono.

El coste de una castración varía mucho de una clínica a otra y sobre todo en función de la técnica utilizada. Cuanto más avanzada sea la técnica más elevado será el coste de la operación. Nosotros te recomendamos que desconfíes de los precios especialmente bajos, según el blog si mi perro hablara en una ciudad grande como Barcelona, la media de precio para este proceso es de 300 euros para perros de en torno a los 8 kilos. Habla en primer lugar con tu veterinario, si él no puede castrar a tu perro, seguro que te recomienda a quién pueda hacerlo.

Cuando debo castrar a mi perro.

Lo primero que tienes que tener en la cabeza si vas a castrar a tu perro,  es que  debes adaptarte a unos plazos en los que es mas recomendable hacerlo. De entrada la época ideal para someter a la castración a un perro es entre los 6 y los 8 meses, aunque puede llevarse a cabo en cualquier momento:

  • Castrar a un perro antes de los 6 meses puede hacer que sus huesos sean más débiles y su desarrollo sea ligeramente menos. En el caso de las hembras, si la castración se produce demasiado pronto, puede hacer que no generen estrógenos a lo largo de su vida y sufran incontinencia urinaria. La castración en cachorros de menos de 6 meses sólo es aconsejable en casos de urgencia médica.
  • Lo ideal, es someter a un perro al proceso de castración entre los 6 y los 8 meses; no existen contraindicaciones y sí todos los beneficios asociados a la castración.
  • Si tu perro supera los 8 meses y quieres castrarlo no está contraindicado, de hecho, muchas fuentes opinan, que los machos de razas grandes deben tener el año o año y medio para castrarles cuando estén desarrollados plenamente. El único cuidado que debes tener hasta llegar a este momento son los embarazos, controlar que tu perro no se te escape o que a tu perra no se le acerque ningún macho.

Motivos por los que sí debes castrar a tu perro

Nosotros te recomendamos la castración salvo que conozcas al 100% el árbol genealógico de tu perro, sepas sus antecedentes de enfermedades y toda su historia. Es lo mejor para evitar enfermedades y sobre todo evitar tener descendencia “no deseada” y cruces que podrían ser peligrosos sobre todo si hablamos de un perro hembra.

  • Con la castración le estas ofreciendo una vida más larga y mucho más sana. Si tu perro es hembra además de prevenir los embarazos le estas ayudando a prevenir las infecciones urinarias que son letales en el 50% de los casos. En el caso de los machos le ayudará a prevenir el cáncer de testículos. Además, la castración es eficaz frente al cáncer de próstata, evitando su inflamación y favoreciendo el tratamiento en el caso de aparecer algún problema.
  • Si tu mascota es hembra y la esterilizas evitará que tenga el celo, mientras que si es macho no querrá salir de casa a buscar hembra, evitando de esta forma que tu perro pueda escaparse. Además,  la castración, al frenar el deseo sexual en los perros, reduce las relaciones entre animales del mismo sexo en más de un 70%.
  • Por lo general se les atribuye a los perros castrados un carácter mucho más dócil aunque no está demostrado y depende de la personalidad de tu mascota. Sí es cierto que los perros machos después de la castración no producen testosterona por lo que serán menos rudos. Además, al estar castrados, no tendrán la necesidad de marcar su territorio orinándose en él por lo que evitarás este incomodo problema.
  • Hace años se decía que la castración engordaba. Actualmente no se encuentra relación entre la castración y la obesidad en mascotas, es la dieta sedentaria lo que engorda a tu mascota. Aliméntale con Cookieswil y sácale a pasear por lo menos un par de veces al día una vez que se haya recuperado del proceso quirúrgico y seguirá en su peso.
  • A los perros castrados se les atribuye una reducción del estrés y de la agresividad, siendo su vida más tranquila y placentera y favoreciendo de esta forma que vivan muchos más años.

Resulta curioso que a día de hoy todavía sean más las hembras castradas que los machos, mientras en el  caso de los gatos los casos prácticamente se igualan entre ambos sexos.

Decidir castrar o no a un animal depende de su dueño y aunque son muchos los beneficios para el animal, el principal beneficiario de tener una mascota que ha pasado por el proceso de castración es el dueño por todo lo que evita; se evita el celo, evita posibles camadas, evita huidas nocturnas para satisfacer el deseo sexual… Para muchos partidarios de la no esterilización, someter a tu perro a este proceso puede parecer un acto egoísta, cuando en realidad al castrar a tu perro le estas dando un regalo de vida; el poder vivir y disfrutar más años y de forma más plena.

Esperamos haber aclarado algunas de tus dudas sobre la castración. Si no quieres castrar a tu perro pero si evitar que tenga camadas de cachorros puedes recurrir a la esterilización, pronto hablaremos sobre ella en nuestro blog.

Nos ladramos en 15 días. Guau!!

PD: Y si castras a tu perro, no olvides premiarle después con alguna de nuestras galletas ¡¡se lo ha ganado!!

Que tu perro pruebe nuestro alimento natural deshidratado

 

comments powered by Disqus