¿Cómo se trata la artritis en perros?

Factores, causas y tratamiento de la artritis en perros

¿Cómo se trata la artritis en perros?
Contenido del artículo
  1. Cómo se desarrolla y qué es la artritis en el perro
  2. Causas y tipos de artritis en perros
    1. Artritis causada por un golpe
    2. Artritis provocada por una infección
    3. Artritis originada en el sistema inmune, como la artritis reumatoide
    4. Osteoartritis
  3. ¿Hay factores de riesgo de artritis en perros?
    1. La obesidad
    2. La falta de ejercicio
    3. La raza del perro
    4. Osteoartritis
  4. Los síntomas de la artritis en perros
    1. Dolor al hacer ciertos movimientos o al ser tocado en ciertas partes del cuerpo que tienen articulaciones puede ser significativo para detectar que pueda padecerla
    2. Dificultad en el movimiento
    3. Lamerse repetidamente en ciertas zonas donde al perro le duele
    4. Rigidez corporal, en especial en el despertar del perro, cuando su temperatura corporal es más baja
    5. Atrofia muscular que se puede observar en las patas especialmente ya que se quedan como más delgadas
    6. El perro suele ser reacio a andar demasiado, a salir de paseo, subir o bajar escaleras
    7. Cojera de una o varias patas, sobre todo al empezar a andar
    8. Duerme, descansa o se aletarga más. Este síntoma puede ser achacado a la edad pero no se puede pasar por alto
    9. Más irritabilidad
    10. Adopción de posturas raras o poco ortodoxas
  5. Tratamiento de la artritis en perros
  6. La alimentación natural para perros con artritis como lo más adecuado

La artritis en perros es una enfermedad más común de lo que parece, más cuanto más mayor sea el perro.

Desde un punto de vista de la alimentación, para poder tratar correctamente la artrosis del perro es muy importante tener en cuenta una alimentación algo más especial y acorde a la nueva situación e incorporar o sustituir ciertos alimentos en su dieta diaria. De esta forma podremos minimizar sus trastornos y ayudar a que el perro tenga una calidad de vida mejor conviviendo con esta enfermedad.

Cierto es que la alimentación que se le pueda dar al peludete no es un remedio milagroso por sí solo, pero si ayuda mucho en el tratamiento de enfermedades y en este caso es bastante determinante para poder tratar la artritis.

 

Cómo se desarrolla y qué es la artritis en el perro

La artritis es un inflamación de una o varias articulaciones y afecta a un 20% de los perros del mundo de media, pudiendo ser una incidencia mayor en perros ya mayores.

Su origen puede ser muy diverso, aunque como comentamos, suele ser una enfermedad normal en la vejez canina como desgaste propio de la edad, pero también se presenta en perros jóvenes debido a problemas intestinales, por ejemplo -el caso de la inflamación del intestino del que hablamos hace poco en nuestra entrada alimento para perros con inflamación intestinal- o una mala alimentación lo que la convierte en un trastorno enorme en el día a día del can y también del dueño.

La artritis produce un desgaste en los tejidos cartilaginosos y dejan de hacer sus funciones de amortiguamiento y lubricación de las articulaciones, provocando un rozamiento de las mismas, como que se inflamen, duelan y se desgasten dificultando así el movimiento y el bienestar del perro.

La artritis en los perros suele estar localizada y afectar a la columna vertebral, articulaciones de las patas y caderas.

 

Causas y tipos de artritis en perros

Sus causas pueden darse por varios motivos y se pueden dar varios tipos de artritis:

- Artritis causada por un golpe.

- Artritis provocada por una infección.

- Artritis originada en el sistema inmune, como la artritis reumatoide.

- Osteoartritis.

También se le llama enfermedad articular degenerativa -EAD- y en realidad no es una artritis sino que es la llamada artrosis en los humanos, siendo un tipo de enfermedad degenerativa y la más común en los perros, sobre todo en los mayores y la más molesta al can.

Artritis en perros
La artritis afecta a un 20% de los perros del mundo de media, pudiendo ser una incidencia mayor en perros ya mayores.

¿Hay factores de riesgo de artritis en perros?

Existen predisposiciones a que un perro pueda padecer artritis. Entre las más conocidas:

- La obesidad.

Que un perro tenga sobrepeso lleva a un mayor esfuerzo en el movimiento y por tanto la artritis puede desarrollarse muy temprano, tal y como ocurre con los humanos.

- La falta de ejercicio.

El ejercicio en el perro es muy necesario y se convierte -junto con una adecuada y saludable alimentación- en otro puntal fundamental en el día a día de nuestro perro.

Todo perro necesita una actividad física adecuada, dependiendo de su talla y tipo de raza puede variar, pero cuanto más actividad física, mejor forma física y mental tendrá el perro y eso incide en su comportamiento, en su salud y en su estabilidad.

- La raza del perro.

Como en muchas otras enfermedades existen ciertos condicionantes genéticos de las razas que las desencadenan y en el caso de la artritis no es la excepción.

Las razas de perros de gran tamaño suelen ser más propensos a la artritis, como San Bernardo, Mastín, Samoyedo, Pastor Alemán, Labrador, Gran Danés...

 

Los síntomas de la artritis en perros

Es un factor importante también el observar al peludo para poder intuir que sufre artritis y así poder tratarla lo antes posible con asistencia veterinaria.

Los síntomas más comunes pueden desarrollarse sin que nos demos cuenta y cuando nos damos cuenta la artritis está ya avanzada, por eso la observación es lo más importante.

- Dolor al hacer ciertos movimientos o al ser tocado en ciertas partes del cuerpo que tienen articulaciones puede ser significativo para detectar que pueda padecerla.

- Dificultad en el movimiento.

La torpeza a la hora de que el perro se mueva o ande puede ser visible.

- Lamerse repetidamente en ciertas zonas donde al perro le duele.

- Rigidez corporal, en especial en el despertar del perro, cuando su temperatura corporal es más baja.

- Atrofia muscular que se puede observar en las patas especialmente ya que se quedan como más delgadas.

- El perro suele ser reacio a andar demasiado, a salir de paseo, subir o bajar escaleras...

- Cojera de una o varias patas, sobre todo al empezar a andar.

- Duerme, descansa o se aletarga más. Este síntoma puede ser achacado a la edad pero no se puede pasar por alto.

- Más irritabilidad.

El dolor nos irrita a los humanos y en el perro es igual.

- Adopción de posturas raras o poco ortodoxas.

Todo ello para evitar el dolor causado por la artrosis y suele ser un síntoma de dolor en la zona de la columna o espalda del can.

 

Tratamiento de la artritis en perros

Al haber observado los síntomas hay que ir de inmediato al veterinario para que valore el estadio de la enfermedad y poder tratarla lo antes posible y de la forma más correcta.

La artritis no tiene cura por lo que las pautas del tratamiento de la artritis son paliativas y hasta el final de sus días.

Bueno es el poder darle comodidad al perro poniéndole calor en su zona de descanso, así como ejercicio físico suave para evitar que el perro esté demasiado tiempo en reposo y tenga así el cuerpo más destemplado propio de la poca actividad física.

El control de peso y el ejercicio físico es fundamental. El perro debe de tener un peso adecuado a la enfermedad para evitar movimientos costosos o que le provoquen dolor al perro. El aligerarle el peso ayudará a que sus patas, caderas y columna no tengan mucho más desgaste y menos dolor.

 

La alimentación natural para perros con artritis como lo más adecuado

Su alimentación en la dieta deben de ser con alimentos menos grasos posibles, libres de granos o harinas compuestas de cereales, por lo que la mayoría de piensos secos y piensos húmedos procesados comerciales no son los indicados para poder ayudar al perro con su artritis.

Para contrarrestar estas consecuencias suelen recomendarse complementos nutricionales que refuerzan y regeneran el cartílago, como por ejemplo condroitina o glucosamina.

Estos complementos se pueden adquirir en las tiendas especializadas de mascotas o en veterinarios. Quizá por su precio no sea viable el poder comprarlos tanto como se necesita, pero tranquilo, con un tipo de alimento natural se puede dotar al perro de los nutrientes necesarios para conseguir estas sustancias como por ejemplo en los huesos carnosos -que sean de tamaño adecuado- ya que estos en sus extremos contienen una gran cantidad de cartílago que proporciona el colágeno idóneo para sus necesidades.

Los alimentos ricos en colágeno de tipo animal más adecuados para nuestro peludo amigo son la carne y el pescado, de ahí que no sea conveniente el abusar de los cereales en su dieta y darle alimentos que sean ricos en aceites esenciales como el Omega3 que tienen un gran poder antiinflamatorio, al igual que la cúrcuma, por ejemplo.

La alimentación como el ejercicio físico son pilares fundamentales para un adecuado tratamiento de la artritis en perros por lo que una buena dieta de calidad en base a alimento natural 100% apropiado a la naturaleza y nutrición del perro es lo más idóneo para ayudarle a tener una mejor calidad de vida con esta enfermedad.

¡Disfruta más de tu perro con artritis con un mejor alimento, más natural!

¡Disfruta más de tu perro con Cookieswil y las promos que tenemos en nuestros alimentos y dieta Barf!

Dieta Barf para perros
Alimentación 100% natural de máxima calidad

Dieta Barf para perros

comments powered by Disqus