5 maneras sencillas para educar a tu perro con el refuerzo positivo

5 maneras sencillas para educar a tu perro con el refuerzo positivo
Una de las maneras más fáciles de entrenar o educar a un perro es el uso de refuerzo positivo. En el entrenamiento con refuerzo positivo se le da al perro una recompensa para reforzar un comportamiento que es de tu gusto.

Por ejemplo, si le ordenas a tu perro sentarse y lo hace, le das un premio, esto es el refuerzo positivo. Con esto estás recompensando su buen comportamiento y esto el perro lo sabe y lo va a aprovechar para conseguir su premio.

Conociendo el tipo de recompensa o premio adecuado para motivar más al perro en su entrenamiento lo hace todo más fácil y más divertido si cabe.

Describimos en este post 5 maneras de refuerzo positivo para recompensar el buen comportamiento de tu perro:

1.- Los premios para perros o recompensas de alimento para perros son en los que la mayoría de nosotros pensamos cuando hablamos de refuerzo positivo.

 

refuerzo positivo Los premios para perros para el refuerzo positivo en su educación es una forma muy sencilla para intentar educar o entrenar a tu perro. Los perros de búsqueda de personas son entrenados por este sistema con alimento para perros. Si el alimento para perros está hecho con ingredientes naturales y caseros mejor ¡Nosotros te ayudamos!



Los premios para perros son rápidos y fáciles de administrar y son una gran manera de recompensar un comportamiento inmediatamente.

Los perros viven fundamentalmente por y para la comida, eso ya lo hemos comentado en algún post por lo que es normal que este tipo de recompensa sea muy efectiva para el buen comportamiento del peludo a la hora de entrenarle o educarle, además del complementario clicker, un aparato pequeño de plástico que hace un sonido a modo de “click” para que sea fácil asegurarse de que el perro reciba una delicia en el instante en que lleva a cabo una determinada conducta con sólo escucharlo.

Los premios para perros son perfectos para las sesiones de entrenamiento cuando intentas conseguir que tu perro repita un determinado comportamiento o conducta de forma muy rápida.

Los premios para perros a modo de alimento no son convenientes en casos de querer educar o entrenar a perros con problemas de sobrepeso o que estén a dieta, como es evidente, aunque puede haber en el mercado algún tipo de premio para perros bajos de calorías específicos para la obesidad perruna que puedan utilizarse para el refuerzo positivo para premiar una buena conducta.

2.- Aprovecha los juegos con tu perro como refuerzo positivo

Los juegos son otra forma divertida de recompensar a tu perro. A los perros les encanta jugar y les satisface muchísimo. Puedes iniciar un juego con tu perro cuando el perro hace algo que te gusta y así la relación entre el juego y lo que quieres que haga tu perro se hace más efectivo en el refuerzo positivo.

Los juegos se utilizan de la misma manera que los alimentos en la formación con refuerzo positivo. Indica a tu perro a hacer algo y tan pronto como él lo haga lo que has pedido, inicia un juego.

Los juegos más típicos como el de tirar algo y que o vaya a recoger y te lo traiga o el “tira y afloja” te permiten llevan pautas de entrenamiento y educación para que el perro haga lo que tu decidas en cada momento.

Antes de jugar puedes ordenarle que se siente, de esta forma comienza el juego.

Durante el juego darle la orden de parar y cuando la haya cumplido volver a iniciar el juego es una forma muy divertida para refuerzo positivo en su entrenamiento.

refuerzo positivo A los perros el juego les apasiona. Necesitan esta actividad para sentirse felices y activos. Aprovéchalo como forma de refuerzo positivo a la hora de darle educación o entrenamiento. Los perros detectores de explosivos son reforzados positivamente con este método.



3.- Los paseos son también su pasión y una de sus grandes necesidades, aprovéchalo

La mayoría de los perros también les encanta estar al aire libre, para ellos los paseos diarios son fundamentales. Hay nuevos olores, lugares de interés y todo tipo de cosas para explorar o husmear. Utiliza los momentos de los paseos como una buena baza de refuerzo positivo dentro de su programa de educación o entrenamiento.

Por ejemplo, para enseñarle a hacer las necesidades fuera de casa, (los paseos) pueden ser una herramienta muy importante para evitar tener que estar todo el tiempo limpiando los suelos y muebles donde vives y así acabar con un problema que es muy típico sobre todo en sus inicios.

Puedes llevar a tu perro o cachorro de paseo con la correa hasta el lugar donde quieres que haga sus necesidades. No permitas que lo explore.

Sólo quédate en el mismo lugar. Si él no hace las necesidades, llévalo de vuelta al interior o al punto de partida del entrenamiento e inténtalo de nuevo un poco más tarde. Si por fín hace sus necesidades después de repetir el paseo hasta el lugar convenido, lo das algunos cariñitos, alabando su actitud y ya le llevas dar un paseo por el barrio o parque, permitiendo al perro parar, oler y explorar con la frecuencia que le gusta.

De esta forma tu perro pronto aprenderá que saldrá de paseo siempre que haga las necesidades en el sitio correcto que tú le hayas indicado, el tema reside en la asociación de experiencias positivas ante una conducta.

4.- Aprovecha la atención que quieren de ti para su educación, caricias como refuerzo positivo

¿A qué perro no le gustan las caricias y cariñitos? Se acercan a tu lado y te dan un empujoncito con su hocico, con la cola, todo esto para captar tu atención.

Esto se puede utilizar también como refuerzo positivo a modo de compensa a la hora de querer que te obedezcan o que hagan lo que les ordenes.

refuerzo positivo Otra baza para utilizar el refuerzo positivo y así tu perro aprenda a hacerte caso es por medio de las caricias o mimos.



Una forma de hacerlo es esperar hasta que tu perro venga a ti para recibir alguna caricia o cariñito. En lugar de atenderle de inmediato puedes probar a trabajar con él antes.

Por ejemplo, puedes pedirle que se siente o se tumbe. Cuando hace lo que ordenas, puedes acariciarle o darle una caricia o achuchón. Si no lo hace, deja pasar un tiempo y luego volver y darle la orden de nuevo. Tu perro aprenderá rápidamente que ciertos comportamientos hacen que tú le pongas más de atención, le des más cariñitos y caricias.

5.- La relación con otros perros, otra forma de refuerzo positivo para aprovechar en su educación

A la mayoría de los perros también les encanta jugar y relacionarse con otros perros. Puedes también utilizar esta necesidad de socialización con otros perros como una recompensa por su buen comportamiento.

Por ejemplo, en el paseo al parque del barrio donde habitualmente vas con tu perro.

Si está cerca y vas andando es una buena idea de partida para el aprendizaje del peludo el darle la orden de sentarse hasta nuevo aviso.

Si vas en coche a la zona de paseo, pues, por ejemplo, le das la orden de que no salga del coche hasta que se lo ordenes.

Si no hace caso no entra en el parque. Vuelves al punto inicial y repites la operación, de esta forma aprenderá a que hasta que no hace lo que le indicas no podrá disfrutar de la relación con sus amigos peludetes de juegos perrunos.

Son 5 trucos sencillos y aprovechando los momentos del día de a día con tu perro que te serán muy fáciles de realizar por medio del refuerzo positivo.

En Cookieswil hemos podido comprobar que mediante la educación por el refuerzo positivo en distintas actividades diarias se han podido conseguir grandes avances en la educación de nuestros perrunos por eso nos parecen interesantes y muy útiles estas formas de aprendizaje además de ser rápido.

Claro, que también hay detractores y críticos sobre este sistema de refuerzo positivo ya que su uso muy generalizado para toda una educación al perro puede tener consecuencias negativas en ciertas pautas de comportamiento a largo plazo.

¿Qué pensáis sobre el refuerzo positivo en la educación del perro?

¿Hay algún método más efectivo?

¡Cuéntanoslo, también estamos en Facebook!

alimento deshidratado para perros



comments powered by Disqus