El Mastín

La raza de perro más grande del mundo y con más historia

El Mastín
Contenido del artículo
      1. Historia del Mastín
      2. Características del Mastín
      3. Temperamento del Mastín
      4. Cuidados al Mastín
        1. Educación al Mastín
      5. Alimentación del Mastín
      6. Salud del Mastín
      7. El Mastín, niños y otras mascotas

El perro Mastín es una de las razas de perro más antiguas del mundo, por lo que hemos decidido dedicarle una entrada en nuestro post a este impresionante perro.

Quizá lo de impresionante es lo primero que puede uno pensar al ver uno de los mastines, ya sea el español, inglés, de los Pirineos o francés. Está considerada la raza más grande de todas las que hay con ejemplares que pueden llegar a pesar casi los 150 kilos, de hecho hay un ejemplar en el Record Guinness que llegaba a pesar más de 146 kilos, ¡un pedazo de perro!

Historia del Mastín

El Mastín desciende de uno de los tipos de perros más antiguos, el molosoide o moloso, que probablemente se originó en las montañas de Asia, tal vez en el Tíbet o el norte de la India. Estos perros eran utilizados como perros de protección de ganado contra los depredadores de aquellos parajes de gran altura y fríos. Estos ejemplares eran muy fornidos, con una gran envergadura esquelética, de hocico corto, cuello fuerte y corto y orejas que le cuelgan. 

Hay que decir que los molosos son un grupo de perros que se pueden ver reflejados, no solo en los Mastines, sino como ascendencia también de otras razas de perro como los San Bernardo, el Mastín Tibetano, Dogos de Burdeos o los Rottweiler. Puede ser que te interese leer nuestro post "Top 10 de razas de perro más inteligentes".

Las representaciones de perros de raza mastín aparecen en el registro histórico humano a través de las edades, en las civilizaciones griega egipcia, babilónica y clásica. 

Los arqueólogos excavando en el palacio Babilónico Ashurbanipal descubrieron bajorrelieves que datan del siglo VII a. C. -hace ya más de 2.500 años- de un perro de tipo mastín que lucha contra los leones. 

Durante milenios, los perros tipo mastín sirvieron como guardias, perros de guerra y entretenimiento y se enfrentaron a los leones y otros animales feroces. Los perros se dieron a conocer en todo el mundo conocido, llegando con ejércitos o transportados por comerciantes. Dondequiera que iban, eran apreciados por su tamaño y coraje. 

Se dice que Kublai Khan tuvo una perrera con 5.000 mastines utilizados para la caza y la guerra. Cuando Hannibal cruzó los Alpes, lo hizo con mastines de guerra entrenados. Durante su viaje, los perros de la guerra se cruzaron con perros locales, y su descendencia se convirtió en la base del San Bernardo, el Rottweiler y otras razas.

En Inglaterra, donde se desarrolló el Mastín moderno, los enormes perros custodiaban haciendas, grandes y extensos terrenos de gente rica patrullándolos por la noche. 

Lyme Hall fue famoso por su variedad de Mastines, que se criaron desde el siglo XV hasta principios del siglo XX y desempeñaron un papel muy importante para salvar a la raza de la extinción.

Como ocurriera con el Bulldog (puedes leer sobre el Bulldog en nuestro blog), el uso de este tipo de raza tan grande y portentosa física para la lucha con osos como un tipo de deporte popular en las Islas Británicas llegaría a su fin con la abolición de este tipo de 'entretenimientos' para el pueblo y casi llega a la desaparición a finales de 1835, aunque igualmente con la moda de las exposiciones caninas a mediados del s.XIX, ayudó a provocar el resurgimiento del Mastín como el de otras razas para su exposición.

Casi volvieron a extinguirse en las dos Guerras mundiales, dada la escasez de alimentos y así poder mantenerlos pero un par de cachorros Mastiff importados de Canadá después de la Segunda Guerra Mundial ayudaron a traerlos de vuelta.

Los Mastines probablemente llegaron a los Estados Unidos en la época colonial, pero no fue hasta 1879 cuando se formó el primer club del Mastin -Mastiff, como se llaman en inglés- en este país. 

El American Kennel Club reconoció la raza Mastín en 1885, y un Mastín llamado Bayard fue el primero de su raza registrado con el AKC. El actual Mastiff Club of America se formó en 1929 y aún hoy vela por la raza, casi 80 años después.

Hoy, la naturaleza gentil y el tamaño masivo del 'Mastiff' lo hacen un compañero muy querido en todo el mundo. Él ocupa el lugar 32 entre las 155 razas y variedades reconocidas por el American Kennel Club.

 

Características del Mastín

El mastín es un perro fornido, robusto y de aspecto tosco. Es muy grande y largo con un pecho enorme y con apariencia de todo un peso pesado. 

Según los estándares de raza el cuerpo debe ser rectangular, bien musculado y con huesos fuertes.

Tiene una gran cabeza, bien proporcionada, con hocico corto profundo, mandíbulas potentes, labios carnosos y una papada que es una gran característica de la raza.

El Mastín español -dicen que es el primigéneo de esta raza- tiene una caracterísitica única que son dos espolones en las patas traseras, caracterísitica que comparte con el Mastín de los Pirineos.

Su pelaje es corto, recto con una capa inferior densa y de textura casi lanuda. En el centro de su espalda y en su cola suele tener mayor longitud de pelaje.

La piel es abundante y suele quedar suelta en todo su cuerpo.

Los colores que incluyen en todas las variaciones dentro de la raza de Mastín son el amarillo liso, rojo, negro, gris lobo y rojo marrón, o colores rotos o manchados. Las manchas blancas no deberían ser demasiado dominantes.  

Sus ojos suelen ser pequeños, con respecto a su gran cabeza, con una expresión relajada y despreocupada, aunque siempre se encuentra vigilante.

Sus orejas son puntiagudas y colgantes y su cola es larga y colgante hacia abajo.

Con respecto al peso pueden ser las hembras de entre 50 a 70 kilos de peso y los machos de entre 75 a 100 kilos o incluso más.

En su altura pueden llegar a los 77 u 80 cm hasta la cruz.

Aunque son de una raza muy pesada y parecen torpe de movimientos, no es así, son bastante ágiles y rápidos en proporción a su gran constitución, con movimientos libres y muy buena flexibilidad, que no se eche uno encima.

Hay muchos tipos de Mastines y dentro de estos, del Mastín español, para situarnos según nuestra localizacion geográfica, los hay de dos tipos; uno el Mastín pesado, que es el tipo de Mastín de montaña y otro el Mastín ligero, el estepario o de meseta, algo más ligero y refinado

Temperamento del Mastín

La personalidad del Mastín debería ser una combinación de grandeza y buena naturaleza, coraje y docilidad. Él siempre es digno, nunca es tímido ni malvado, tiene por lo general un carácter bonachón, lo deseable en un ejemplar bien educado y equilibrado.

Suele comportarse con los extraños con cortesía y amabilidad, aunque en ciertas situaciones no vacilará en interponerse a cualquiera que vaya con malas intenciones o en situaciones tensas, en este caso hay que echarse a temblar, -el facineroso, claro está-, dada su corpulencia y su imponente apariencia.

Si bien podría verse duro por fuera, el mastín es un perro sensible que puede volverse tímido, temeroso o agresivo si no tiene una educación adecuada o no está muy equilibrado.

No es aconsejable el tratar a un Mastín de forma brusca ni se debe de permitir este tipo de tratamiento a nadie de la familia o de personas cercanas con un trato hacia el perro muy asiduo.

Como en todas las razas de perro el temperamento del Mastín viene influenciado por ciertos factores como la herencia genética el entrenamiento y educación y su socialización.

Los cachorros de Mastín con buen temperamento son curiosos y juguetones, dispuestos a acercarse a las personas y tiende a socializar con ellos. Siempre es conveniente elegir el cachorro que está a la mitad del camino, ni el que está golpeando a sus compañeros de camada, ni tampoco el que se esconde en una esquina. 

Es bueno que se reúna al menos a uno de los padres, generalmente la madre es la que está disponible, para asegurarse de que tenga un temperamento agradable con el que se sienta cómodo, siempre que esto sea posible.

Conocer a la familia del cachorro puede darte una idea de cómo llegará a ser cuando crezca, luego sociabilizar al cachorro con otros perros y humanos lo más temprano posible para facilitar el equilibrio del cachorro de Mastín en el futuro.

 

Cuidados al Mastín 

Los mastines por lo general son perros caseros, se adaptan bien a cualquier entorno, ciudad o país, pero dado su volumen siendo raza de perro grande se encuentran más a gusto -claro está- en viviendas con un jardín o con cierto espacio en el exterior vallado.

Sus necesades de ejercicio son moderadas, los Mastines no se caracterizan por ser muy activos pero esto no significa que no se les deba sacar a diario al menos dos veces, siendo muy preferidos por ellos en condiciones de menor temperatura, como por la mañana y la noche.

Hay que tener cierta precaución a la hora de exigirle esfuerzos físicos, sobre todo cuando es cachorro ya que son perros que son muy calurosos y además si no se le limitan las carreras y los saltos pueden llegar a tener problemas relacionados con sus articulaciones, músculos y huesos en edades tempranas en su madurez.

Es bueno que siempre tengan agua cerca por sus necesidades a la hora de sufrir 'sofocos' provocados por una excesiva actividad, sobre todo si se encuentra el perrete en sitios con los que cuenten con gran espacio abierto para sus juegos y su estancia prolongada, por lo que es importante poder detectar lo antes posbile los signos de fatiga en el Mastín para evitar deshidratación u otros daños que puedan poner en riesgo su integridad. Él nunca te hará saber que está cansado, solo desea complacerte...

Educación y entrenamiento de un Mastín

Una raza de perro tan grande como el Mastín necesita de una completa y buena educación para evitar problemas por razones obvias de control en situaciones problemáticas, por lo que el entrenamiento de obediencia a un Mastín es un pilar fundamental dentro de esta faceta.

Es un tipo de raza muy fácil de entrenar por lo que puedes aprovechar para entrenarle para el control de su vejiga e intestinos,  ya sabes, con ciertos refuerzos como caricias o alimentos a modo de galletas, snacks o premios para perros que hay -si son caseros y saludables como los premios de atún que tanto gustan, mejor- tu Mastín estará muy gustoso de aprender lo más rápido posible todo lo que te propongas que aprenda. Eso sí, si necesitas de mucho alimento para él siempre hay que tener en cuenta que se le debe de dar de forma controlada en consonancia con el tipo de alimento que le das en su dieta habitual, es decir, si le das muchas galletas o premios, debes de ajustar la cantidad de la ración en su toma del día para no sobrepasar su cantidad diaria total ¡tenlo en cuenta!

A un Mastín le gusta curiosear por todos lados y también mordisquear. Cuando son cachorros puede parecer poco destructivo pero imagínate un perraco de casi 100 kilos mordiendo tu sofá, ¿Cuánto puede durarle un sofá a semejante bicho? Si no quieres problemas creo que va siendo hora de que empieces a pensar en plan educativo intensivo para evitarlo.

Alimentación de un Mastín

Como siempre, para alimentar a tu Mastín debes de tener en cuenta su edad, peso y actividad diaria para darle la mejor calidad nutricional. Si quieres saber sobre las cantidades que son recomendadas para las diferentes tallas y pesos de perros, para un tipo de alimento seco deshidratado natural  puedes consultarlo como el de alimento deshidratado de pollo con huevo

Se aconseja dar entre 2 o 3 tomas posibles en el transcurso del día, espaciadas para una mayor eficiencia en la distrubución de los nutrientes necesarios para el peludete y también hay que dotarle de una buena calidad de los mismos nutrientes para evitar que un perrazo tan grande como el Mastín puede llegar a tener sobre peso o carencias nutricionales que le afecten en sus huesos o articulaciones.

Si estás decidido a ir por le camino del alimento crudo apropiado como el básico de la dieta BARF para tener un buen puntal sobre la salud de tu Mastín, te puede interesar conocer las características de una buena dieta Barf con alimentos apropiados de calidad para tu perro como una basada en un una proteína de calidad como la dieta Barf de ternera, una combinación de las mejores y más nutritivas partes de la ternera con una cantidad idónea frutas y verduras frescas y la chía natural, que harán un deleite natural para tu peludete fiel amigo.

También puedes contar con un tipo de dieta Barf hipoalergénica, con proteína de calidad que hace de una dieta Barf de avestruz para tu perro, una alternativa de calidad para que su sistema digestivo no sufra con todo el sabor de esta carne. Hoy en día tienes muchas opciones para dotar a tu Mastín de una dieta natural y de calidad y tendrás la oportunidad de poder asegurarle alimentos saludables que le darán vitalidad y le evitarán trastornos de salud.

Salud del Mastín

Por lo general esta raza goza de buena salud en sus ejemplares pero como ocurre en casi todas las razas de perro, esta raza es propensa a ciertas dolencias, trastornos y enfermedades por su genética y morfología.

Las más usuales son:

  1. La displasia de cadera, lesión que se suele dar en perros ancianos, sobre todo los que son de talla media o grande.
  2. La Atrofia Retiniana Progresiva (ARP), trastorno ocular degenerativo que puede generar en ceguera.
  3. La cistinuria. Esta es una afección poco usual pero característica en el Mastín. Se trata de una calcificación del aminoácido llamado cistina en el riñón y que se transmite de padres a hijos.
  4. Torsión gástrica. Otra afección muy común en razas de perro grande con pecho profundo.
  5. El cáncer. El cáncer característico que puede afectar a los Mastines es el llamado cáncer de hueso, con un primer signo de cojera. Con tratamiento el perro puede vivir entre 9 meses y dos años más.

El Mastín, niños y otras mascotas

Los Mastines aman a los niños, pero también son perros grandes y pueden golpear accidentalmente a un niño con un golpe de cola o un empujón.

Hay que tener en cuenta también que los mastines, en caso de un hogar con críos, no son como 'ponis', y los niños no deben de montarlos, para ello es importante que la familia sepa cómo tratar a un Mastín o a cualquier perro para evitar que el Mastín pueda lesionarse si los niños intentan montarlo, pensando en lo susceptible que es de padecer problemas en huesos y articulaciones.

Ningún perro debería ser dejado sin supervisión con un niño, no hay que olvidarlo, que es mejor para él y para ellos.

Por lo general, los Mastines son muy amigables y tolerantes con otros perros y gatos, especialmente si han sido criados con ellos.

Toda raza de perro, cada una de ellas, es fascinante en su origen, por su carácter o bien por ser un maravilloso animal que nos hace compañía fiel durante mucho tiempo de nuestra vida desde hace miles y miles de años.

En el caso de esta gran raza de perro, la raza de perro más grande del mundo, el Mastín no me deja indiferente, tiene una gran y larga historia, servido por varias grandes civilizaciones como perro con grandes capacidades y sobrevivido a la extinción.

Tan grande es su fama como su envergadura. ¡Me gusta el Mastín! 

Alimento para cachorros, perras lactantes y gestantes
El mejor pienso para tu cachorro. Alimento deshidratado para cachorros, perras lactantes y gestantes.

Alimento para cachorros, perras lactantes y gestantes

Dieta Barf para perros
Alimentación 100% natural de máxima calidad

Dieta Barf para perros

comments powered by Disqus