PERRO DE AGUA. UNA RAZA ESPAÑOLA CON MUCHA SOLERA

PERRO DE AGUA. UNA RAZA ESPAÑOLA CON MUCHA SOLERA

En este post vamos a hablar sobre una raza originaria de España como es el Perro de Agua.

Origen e historia del Perro de Agua

El Perro de Agua español, es una raza de talla mediana con pelaje rizado, asimilándose a la lana de las ovejas.

El origen del Perro de Agua es tan remoto como enigmático, ya que se consideran diferentes versiones sobre su primera aparición en España.

La hipótesis más aceptada sitúa su introducción en la península en el siglo VIII, con la consecución de la invasión musulmana en el año 711, estableciéndose en Andalucía y asentándose en todo Al Andalus. Otras teorías apuntan a un origen más por Turquía o Hungría, debido al comercio marítimo de ganado que precisaba del servicio de esta raza “ancestral”.

Se conocen escritos del siglo XII, donde se ubica, al ahora perro de agua español, como útil para el pastoreo en el Sur de España. En escritos de los siglos XIV, XV y XVI ya hablan de un gran número de ejemplares en Sevilla, más ubicados en el puerto del Guadalquivir y sus marismas.

Todo apunta a que esta raza pueda ser el origen de la mayoría de las razas y sub-razas de perros de agua europeos tales, entre otros, como el Perro de agua portugués, el Caniche francés, el Barbet, el Water Spaniel(casi extinguido), el Spaniel holandés, el Irish Water Spaniel, el italiano Lagotto Romagnolo

EL PERRO DE AGUA El perro de agua puede ser la raza matriz de razas y sub-razas como el Barbet, el Caniche o el Lagotto Romagnolo italiano.



La distribución geográfica del perro de agua en España es, fundamentalmente en Andalucía (se le llama popularmente Turco Andalúz) y Extremadura (Churrino) y existen muchos ejemplares también en la cordillera Cantábrica (Perro de lanas en Cantabria y Asturias), donde ha sido muy utilizado como ayuda a bordo de los barcos pesqueros.

El uso del perro de agua se ha ido reconvirtiendo, con el paso de los tiempos, al servicio del hombre, debido a su versatilidad, su docilidad y fácil capacidad de aprendizaje. Fueron, en sus orígenes, perros de pastoreo, también de ayuda a pescadores y actualmente ayudan a los servicios de emergencias y al rastreo de personas desaparecidas o la búsqueda de drogas y explosivos para la policía y Guardia Civil.

En los últimos tiempos los perros de agua también han adquirido cierta fama en el mundo del Agility. Sus cualidades innatas para el pastoreo hacen que puedan alcanzar grandes velocidades y, sobretodo, adquirir mucha ventaja en los recortes y los cambios de sentido. Su morfología también se adapta perfectamente a esta actividad, con su físico robusto y atlético y su potente tren trasero. En el año 2011 dos perros de agua representaron a España en el mundial de la FCI de esta especialidad, celebrado en Lievin.

Actualmente se reconocen en todo el territorio español unos 50000 ejemplares de esta raza.

Aunque la raza se la conoce desde hace muchísimos años, no fue reconocida y normalizada hasta la década de los 80 en el siglo pasado. En 1982 fue presentada en la Exposición Canina Mundial de Valencia y la Real Sociedad Canina decidió reconocerla como raza aceptada provisionalmente, donde se elaboró su estándar y se abrió el registro inicial.

En un principio se incluyeron 49 ejemplares en su mayoría provenientes del Sur de España, de Málaga, Cádiz y Sevilla, aunque se registraron también ejemplares de la cornisa Cantábrica y Extremadura. Hasta 1985 no se declaró de forma definitiva como raza. En el caso del Perro de agua Cantábrico, que no fue reconocido ni por la Real Sociedad Canina, ni por la Federación Cinológica Internacional en ese momento, sí fue aceptada como raza independendiente en el año 2011 por el Ministerio del Medio Ambiente. En el año 1986  fue reconocida la raza de Perro de Agua Español internacionalmente para poder presentarse a concursos, aunque sin poder obtener el llamado CACIB (Certificado de Aptitud de Campeón Internacional de Belleza), que no conseguiría hasta el año 1999.

EL PERRO DE AGUA El perro de agua no fue reconocido como raza oficialmente hasta el año 1985.



Rasgos físicos característicos del Perro de Agua

Es de tamaño y peso medio. Los machos son más grandes que las hembras. Se caracteriza por ser una raza de cuerpo robusto, con un pecho fuerte y una espalda musculosa, bien arqueado su costillar y extremidades sólidas con uñas bicolor en blanco-negro. Las orejas son triangulares y caen sobre la cabeza. Su dentadura y labios están muy bien definidos con unos colmillos desarrollados.

Su pelaje -su especial característica- es denso y rizado, de textura lanosa que puede ser de un color solo o bicolor, siendo el blanco, el negro y el marrón los característicos. Según su estándar, la piel, los ojos y la nariz deben ir acordes en su color con el color de su pelo.

Aptitudes y comportamientos del Perro de Agua

Está catalogada como una raza de cobro, muy trabajadora, siendo muy eficiente desde sus orígenes como perro pastor, pescador y cazador.

 

Su aguda vista y su excelente olfato le hacen un magnífico perro rastreador en labores de búsqueda.

También es ideal como perro de compañía debido a su inteligencia y su desarrollada capacidad para el aprendizaje, por lo que aprende fácilmente y entiende correctamente las órdenes. Importante es también, que se lleva muy bien con otras razas, es un perro muy amigable.

Siendo una raza muy pacífica, juguetona y cariñosa, es también muy valerosa, por lo que hacen al perro de agua muy buen defensor del hogar.

 

Si quieres saber más información sobre las características admitidas por el estándar de raza puedes acceder a este enlace.

Cuidados del Perro de Agua

Es fundamental el cuidado de su pelaje para mantenerlo en un buen estado. Se le puede pelar desde los 4 meses de edad anualmente, preferentemente en la primavera. Si se le deja el pelo largo hay que tener en cuenta que pasa de ser rizado a ser acordonado por lo que no se recomienda que alcance una longitud superior a los 12 centímetros.

Son de buen comer,  aunque las hembras tienen un mayor gusto por los pequeños alimentos. Si tienes un perro de agua en tu casa con jardín no te extrañes si le ves escarbar por diferentes sitios para esconder sus viandas, esta costumbre viene de su raza.

La actividad física que necesitan es alta, por lo que interesa darle extensos paseos para tenerle contento y en forma. Es un perro muy juguetón y le encanta correr en sus tiempos de paseo.

Enseñarlo de pequeño a que encuentre cosas escondidas y a recoger y devolver objetos hará que se desarrolle aún más su agilidad.

EL PERRO DE AGUA El perro de agua es muy eficiente en el pastoreo desde sus orígenes.



Es un perro que puede vivir muchos años, hasta 18, siempre que se le cuide correctamente y no sufra ninguna enfermedad.

Decir también que es una raza que cuenta con una asociación en España, la A.E.P.A.E. donde puedes informarte sobre diversa documentación, actividades, eventos y adopciones que te pueden ser de utilidad si quieres tener uno o si ya tienes la suerte de estar acompañado por uno de ellos.

No nos equivocamos al decir que el perro de agua es un perro con mucha solera en España y debemos agradecer su existencia y estandarización oficial por su capacidad de trabajo, versatibilidad y servicio al ser humano.

¿ No querrías tú poner un perro de agua en tu vida?

alimento deshidratado para perros



comments powered by Disqus