Perro Lobo checoslovaco

Un Wolf Dog poderoso desde los Cárpatos

Perro Lobo checoslovaco
Contenido del artículo
  1. Historia del Perro Lobo Checoslovaco
  2. Características del Perro Lobo Checoslovaco
  3. Temperamento del Perro Lobo Checoslovaco
  4. Cuidados al Perro Lobo Checoslovaco
  5. Alimentación del Perro Lobo Checoslovaco
  6. Salud del Perro Lobo Checoslovaco

El Perro Lobo Checoslovaco es la primera raza de perro denominado "Wolf Dog" a la que le dedicamos una entrada en nuestro blog, pero es que, habiendo estado en la última feria de mascotas, quedé prendado de un par de ejemplares que iban a participar en un evento de exposición. Me alucinó mucho el parecido con el lobo -físicamente y en ciertos rasgos de su carácter, en el poco tiempo que disfruté de estos ejemplares antes de su pase- pero con el grado de domesticación propio de cualquier perro bien educado que no se puede ver en lobos salvajes o incluso en lobos de semi libertad con cierto contacto humano en algunas reservas de nuestra España a las que he ido por mi interés en este maravilloso y noble animal.

He de decir que incluso tenía cierto recelo de tocarlos -lo hice- o acariciarlos por si pudieran lanzarme algún bocado o pudieran tener algún comportamiento instintivo propio del lobo, por la estampa que tienen de un puro lobo gris, con un toque de indómito.

Sin duda ha sido un momento mágico y de los más intensos que el que escribe ha podido vivir con un perro. Es una raza imponente y hermosa, lástima que no sea tan pródigo por nuestros parques y calles como me gustaría.

Vamos a conocer un poco más a la raza del Perro Lobo Checoslovaco, espero que guste.

       Perro Lobo Checoslovaco

Historia del Perro Lobo Checoslovaco

Es curioso que el Perro Lobo Checoslovaco sea un verdadero descendiente directo del lobo de relativa novedad, ya que salió a raíz de un experimento en el año 1955 en la ex URSS, en el que se cruzaron 48 Pastores Alemanes de trabajo con los famosos lobos de la zona de los Cárpatos, región centro europea situada entre los países de Rumania, Hungría, Moldavia y la antigua Checoslovaquia -hoy separada en dos, como Chequia y Eslovaquia-, con la idea de poder obtener una raza de perro poderosa con la capacidad de entrenamiento, el temperamento y la mentalidad de manada del Pastor Alemán, así como la fuerza y ​​la resistencia del Lobo de los Cárpatos que sirviera en lo militar, en el ataque.

Aunque el Perro Lobo Checoslovaco fue utilizado por primera vez por las Fuerzas Especiales checas en operaciones militares especiales, la raza se ha utilizado con éxito en búsqueda y rescate, rastreo, pastoreo, agilidad, caza y obediencia, incluso de arrastre.

Los científicos militares que llevaron a cabo estos experimentos de reproducción aprendieron que los descendientes de estos cruces portaban los rasgos genéticos deseados de ambos padres, lo que justificaba una continuación adicional del experimento y resultó en un esfuerzo de reproducción organizado en 1965.

Ya en 1982 -antes de ayer- se reconoció la raza como el perro nacional de Checoslovaquia.

Importante es saber que el primer Vlcak checoslovaco -así también es llamado por esas latitudes- se creó cruzando pastores alemanes machos y hembras con lobos de los Cárpatos machos y hembras.

Los primeros ejemplares cachorros se parecían al lobo tanto en su aspecto como en su comportamiento. La educación de estos ejemplares fue bastante difícil -como lo sería educar a un lobo- aunque su domesticación fue posible con no poco esfuerzo en comparación con los resultados obtenidos, vamos que todo un reto.

En la Exposición Mundial celebrada en Brno y Praga en 1965 atrajo una gran parte de la atención, en la reunión anual de la Federación Cinológica Internacional.

En la segunda línea genealógica o de cruce se aparearon un lobo hembra con un pastor alemán macho y en una tercera línea se realizó el apareamiento de un lobo macho con un ejemplar de Pastor Alemán hembra del Cuerpo Nacional de la Policía Checa no llegando a ser reconocido el estándar de raza ni de reconocimiento alguno de la misma hasta los años 80, habiendo cruzado en varias ocasiones ejemplares de lobo y Pastor Alemán, ya en los 70 y casi en exclusiva dentro de instalaciones caninas militares bajo supervisión de oficiales de alto rango, debido a que la totalidad de los perros de cría habían sido trasladados a estas instalaciones, por lo que solo había ejemplares de la raza en Checoslovaquia (puedes leer nuestra entrada sobre la raza de Pastor Alemán

Ya en 1982 se volvió a presentar la raza ante la organización más representativa en Checoslovaquia -el Club de criadores de Perros Lobo Checoslovacos, actual club de razas eslovaco- lo que resultó el primer reconocimiento como raza de perro nacional, lo que llevó a que fuera reconocida como raza estándar oficial provisional en 1989 dando un ejemplar de Perro Lobo Checoslovaco como ganador del título de Campeón del Mundo en la Exposición Canina Mundial en Brno en 1990.

En 1999 se confirmó la viabilidad de la raza y cumplió los requisitos ante el FCI ganando totalmente el reconocimiento como la raza de Perro Lobo Checoslovaco. 

En 2012 la raza contaba con más de 160 hembras y otros tantos machos registrados oficialmente en Checoslovaquia y en 2014 con más de 200 cachorros registrados al año en Italia, alrededor de un centenar en la República Checa y medio centenar en Eslovaquia.

Actualmente está teniendo mucha popularidad en Reino Unido para el servicio de rescate y rastreo.  

Características del Perro Lobo Checoslovaco

Es casi indistinguible del lobo de los Cárpatos y está considerada como es una raza poderosa y atlética que posee un cuerpo musculoso debajo de un grueso abrigo de piel.

Las hembras y los machos son fáciles de distinguir debido a su tamaño, al igual que los lobos. Las hembras deben medir un mínimo de 60 cms, mientras que los machos no deben medir menos de 65 cms hasta la cruz.

Las hembras pueden alcanzar un peso de más de 20 kg, mientras que los machos pesarán más de 25 kg. No hay restricciones de altura o peso dentro del estándar de raza.

Son también fáciles de distinguir los machos de las hembras por su cabeza ya que la cabeza del macho es más grande que el de la hembra.

Su hocico es afinado, largo y más grande en proporción a su cabeza terminando en una trufa ovalada de color negro.

Sus orejas son triangulares y erectas y sus ojos algo inclinados son de color marrón claro o ámbar.

Poseen un pecho grande y plano y tienen la espalda ligeramente curvada.

Sus patas son largas y musculosas.

Su cola peluda y tupida se suele llevar apuntando hacia abajo, pero se mantendrá hacia arriba y se curvará cuando el perro esté excitado.

Su pelaje es particularmente grueso y lustroso en los meses de invierno y se vuelve más corto y delgado en el verano. El color de su pelaje puede ser de color amarillo-gris o gris plateado y presenta un color más claro en la parte inferior del cuello y el pecho, y tienen una "máscara facial" más ligera.

         Perro Lobo Checo

Temperamento del Perro Lobo Checoslovaco

El perro lobo checoslovaco es animado, muy activo, de mucha resistencia, dócil y con gran rapidez de reacción. 

Es intrépido y valiente y, como he dicho antes, impone aunque no ataca sin causa. Muestra una gran lealtad hacia su dueño. Resistente a las condiciones climáticas.

El perro lobo checoslovaco también es muy juguetón, por lo que podréis pasar mucho tiempo juntos jugueteando sin que muestre signos de cansarse en algún momento. Hay que tener también en cuenta que no le gusta nada el aislamiento por lo que no se le puede dejar mucho tiempo solo para evitar que se frustre.

Sin una buena educación le pasa como a cualquier peludete, puede acentuar su temperamento. 

Aunque en las primeras generaciones no eran muy fáciles de educar o adiestrar, actualmente el Lobo Checoslovaco tiene una gran capacidad de aprendizaje, lo cual es bastante importante dado su gran temperamento de lobo y cierta rutina de aprendizaje reforzada con galletas naturales para perros o snacks a modo de premios con pollo o pavo por ejemplo, puede suponer una gran motivación para un mejor y más rápido resultado y así tener un peludo equilibrado y muy bien educado. Esto de los premios o snacks para entrenar sabemos que no hay peludete que se resista a un delicioso bocado para ser feliz y hacer todo lo que sea para conseguirlo.

Tienen un gran sentido de la orientación y son muy buenos siguiendo rastros por lo que le hacen ser muy útil en búsquedas y rescates, por eso lo utilizan cada vez más en EEUU y en el Reino Unido.

Su parte de lobo le hace que ladrar no sea su forma de expresarse, el Perro Lobo Checoslovaco es más de gruñir y aullar, por eso hay que saber interpretarle para evitar alguna confusión que pueda influir en un comportamiento inesperado y poder colmar de forma correcta sus necesidades.

El perro lobo checoslovaco puede ser un poco agresivo si los humanos de alrededor no muestran la autoridad adecuada, tiene que tener un líder fuerte para sentirse parte del grupo como un individuo equilibrado. 

Es un perro que puede llegar a aburrirse con ciertas técnicas repetitivas de entrenamiento por lo que es mejor tener un gran repertorio de juegos y ejercicios para evitarlo, combinándolos con incentivos y refuerzos como ya he escrito antes.

Es importante saber que al igual que todas las razas inteligentes de perros, estos perros están felices cuando reciben un trabajo "significativo" al que pueden dedicarse.

Cuidados al Perro Lobo Checoslovaco

Los Perros Lobos Checos requieren un ejercicio diario riguroso y una caminata corta cada día no servirá para mucho.

Los dueños deben estar preparados para dedicar al menos 2 horas cada día para ejercitarlos y así poder bajar en gran medida su exceso de energía -no querrás tener un perro medio lobo encerrado en casa enérgico, seguro-.

No es una raza de perro que tenga mucho pelaje, en invierno sí tiene mayor densidad de pelaje con un capa más densa, adaptada para más frío pero sí que es conveniente cepillarle una vez por semana para mantenerle un pelaje saneado y cierto vigor.

La higiene dental es bastante importante para todos los perros y en esta raza tampoco se hace una excepción y dado que es posible que le des una dieta de un tipo de alimento húmedo o crudo es muy conveniente tomar conciencia de una higiene bucal adecuada. Puedes leer nuestro post 10 consejos para una buena higiene de la boca del perro.

Por lo demás no requieren de cuidados específicos, más allá de los que se les daría a cualquier otra raza. 

Alimentación del Perro Lobo Checoslovaco

La alimentación del Perro Lobo Checoslovaco tiene que ser la adecuada para su peso, talla y actividad física y puede tener una dieta equilibrada dosificada en varias tomas al día (entre dos y tres veces), bueno es que sea después de sus paseos diarios. Puedes consultar la cantidad recomendada que tenemos como la de alimentos crudos naturales de dieta Barf de ternera basada en su peso. 

Hay que decir que la dieta Barf basada en alimentos crudos apropiados con buena calidad de proteínas y en cantidades adecuadas es bastante recomendable para esta raza que proviene directamente del lobo y que le dará la cantidad de nutrientes apropiada para sus necesidades, a la hora del ejercicio y también en sus largos paseos. 

Todo tipo de alimentación natural basada en dieta húmeda puede ser una buena alternativa saludable para tu Perro Lobo Checoslovaco, él no va a hacer ascos a un alimento natural deshidratado de pollo y huevo olfateando la cantidad de proteínas que bien le vienen para su actividad diaria.

Salud del Perro Lobo Checoslovaco

El Perro Lobo Checoslovaco es una raza de perro bastante longeva -suele vivir entre 14 a 16 años- y no presenta enfermedades o problemas de salud específicos de la raza, aunque el trastorno de la displasia de cadera es uno de los problemas de salud más comunes que pueden sufrir. Es un tipo de peludo que no da muchos quebraderos de cabeza a su familia humana.

El Perro Lobo Checoslovaco es un perro fantástico, fascinante, a mí me ha impactado su porte y su caracter, es muy sano, amigable y muy fiel. Además el Perro Lobo Checoslovaco no tiene muchos problemas de salud y bien educado será un perrete muy equilibrado y disciplinado, válido para mil juegos y ejercicios. Tener un Perro Lobo Checoslovaco es tener una parte de lobo de Centro Europa en tu casa, estar en contacto con estos animales nobles míticos y a disfrutar mucho de él.

Si tienes un Perro Lobo Checoslovaco cuéntanos qué tal es, alguna anécdota que te haya impactado, ¡seguro que nos harán vibrar, anímate y cuenta tu historia!

Alimento para cachorros, perras lactantes y gestantes
El mejor pienso para tu cachorro. Alimento deshidratado para cachorros, perras lactantes y gestantes.

Alimento para cachorros, perras lactantes y gestantes

Dieta Barf para perros
Alimentación 100% natural de máxima calidad

Dieta Barf para perros

comments powered by Disqus