Yorkshire Terrier. Yorkie para los amigos

Yorkshire Terrier. Yorkie para los amigos

El Yorkshire Terrier, yorkie para los amigos, es una raza de perro originaria de las Islas Británicas, como casi todos los terriers.

A pesar de su pequeño tamaño y aunque parezca sorprendente esta raza de perro, en su origen era de trabajo y con el paso del tiempo pasó a ser una raza de compañía de entre las capas sociales más elevadas durante su historia. Cada vez que hablamos sobre alguna raza nos fascina su historia y las curiosidades tan sorprendentes que la rodean.

Historia del Yorkshire Terrier

Actualmente el Yorkshire Terrier es uno de los animales de compañía más populares del mundo, pero su origen se ubica en la era de la Revolución Industrial en el siglo XIX y con la mano del hombre se le dio utilidad como perro ratonero en las minas y en las industrias algodoneras en la población inglesa a la que se debe su origen, Yorkshire.

Debido a la emigración en esta época de desarrollo industrial de muchos obreros escoceses para poder encontrar un puesto de trabajo los pequeños Scottish Terriers que los acompañaban en este viaje migratorio se cruzaron con terriers locales en lo que se produjo una nueva raza llamada Broken-Haired Scotch Terrier, famosos por su efectiva labor de exterminación de ratas en las fábricas.

yorkshire terrier Muchas son las razas que se han cruzado para conseguir la mejor cualidad del Yorkshire Terrier. Entre ellas la extinta raza Paisley Terrier.



Como en el caso de otras muchas razas, el origen de los cruces de especies de terrier hasta llegar al  Yorkshire Terrier no está muy claro; parece ser que una de las razas antecesoras es la del ya extinto Paisley Terrier, más por el color de su pelaje (según las descripciones de la época) semejantes al azul acero y dorado de Yorkshire Terrier.

Se pueden nombrar algunas más como el Bichón Maltés, Dandi Dinmont Terrier, Black and Tan Terrier o el Manchester Terrier entre otros.

Los primeros ejemplares de Yorkshire Terrier eran de una  talla algo mayor que los actuales, pesando hasta 7 kilos, aunque no tenían la elegancia y presencia por la que hoy son tan conocidos.

En 1865 apareció uno de los ejemplares más importantes de esta raza terrier y considerado el padre de la misma, por ser un semental, un macho llamado Huddersfield Ben que sólo vivió unos 6 años y medio. En 20 años su descendencia de calidad llevó a la raza a ganar varios concursos de belleza, siendo de las razas más premiadas.

Reconocimiento del Yorkshire Terrier como raza

Las exposiciones presentadas por los Yorkshire Terriers fueron a finales del siglo XIX y en esta época es cuando fue reconocida como raza por el prestigioso Kennel  Club, en el año 1886. El registro se realizó algunos años antes, en 1862, por medio de registros de diversos criadores aunque con variadas denominaciones.

Al empezar a coger fama como perro de compañía todos los criadores fueron en el camino de reducir su talla, haciendo de esto otro símbolo de mucha fama y muy característico de la raza.

yorkshire terrier Parece sorprendente que una raza como el Yorkshire Terrier, creada en un principio con fines de servicio o trabajo en la industria algodonera como ratonero haya evolucionado hasta convertirse en mascota de compañía de gente de élite y ganadora de muchas exposiciones de belleza.



El club Yorkshire Terrier fue fundado en el año 1898, redactando así el standard de la raza oficial, como un tipo de Terrier muy refinado, de compañía, con personalidad, tenaz, dinámica y muy inteligente.

Rasgos del carácter del Yorkshire Terrier

Los perros aprenden a relacionarse con nosotros, no es innato en ellos, por tanto la influencia del entorno del  Yorkshire Terrier, creciendo rodeado de estímulos, en contacto con otros perros  y con mucho cariño, hará de él un ejemplar lleno de energía inteligente y con altos grados de sociabilidad. Por su pequeño tamaño, el Yorkshire Terrier recibe una gran e intensa influencia por el entorno por lo que su participación en la familia se hace muy activa.

En esto último hay que tener mucha atención ya que un Yorkie muy sobreprotegido (que es lo más típico dentro de la casuística de trastornos de comportamiento en esta raza) los transforman de adultos en esquivos, tímidos o agresivos.

Tienen una muy desarrollada capacidad para intuir el estado de ánimo de su dueño. Esto puede ser provocado por su pequeño tamaño que le permite un mayor acercamiento a su amo y, por tanto, una relación más estrecha y especial.

Por su buena afinidad con los niños y con las personas mayores el yorkie son una buena opción en muchos hogares.

El Yorkshire Terrier no sólo es especial por esto. Es capaz de desarrollar un lenguaje propio para la comunicación de sus sentimientos a su amo compuesto por diferentes ladridos, gruñidos y gemidos, haciendo más fácil saber lo que quiere o necesita.

A pesar de ser pequeño el yorkie, no nos engañemos, es un perro con muchísimo carácter y se hace conveniente una educación disciplinaria intensa en sus primeros años, hay que evitar dejarnos embaucar (cosa muy difícil a veces) por sus caprichos y corregirlos lo antes posible, él lo entenderá después de intentarlo varias veces.

Tan sensible es que necesita del contacto humano muy cercano, directo, le encanta ser el objeto de la atención y andará requiriendo mimos constantemente y de toda la familia. El Yorkie se integra muy rápidamente en la familia. Es recomendable si no se puede estar mucho tiempo con él el buscarle algún compañero de juegos.

No es nada endeble o débil, al contrario, es muy enérgico y robusto, también muy activo y un Yorkshire Terrier puede llegar hasta los 15 años de edad si es de buena salud.

Otras cualidades que tienen los Yorkshire Terrier es que son muy juguetones, inteligentes y despiertos y se hacen y dejan querer por quien ve su carita de ”peluche”. Algo que destacar en sus poses es el caminar; con esa seguridad en sí mismo que tiene el Yorkshire Terrier camina de forma muy elegante, armoniosa (así ha sido ganadora de muchos concursos), con la cabeza alta, espalda recta y cola levantada.

Cuidados a tener en cuenta del Yorkshire Terrier. Su pelaje

Debido a su largo y colorido pelo tan especial y característico, se hace muy importante su cuidado. Cuanto más cantidad de pelo tenga más calidad del pelaje.

Sobre el cuidado del manto del Yorkshire Terrier es mejor un cepillado diario (5 minutos son suficientes) con cepillos adecuados según su pelaje (si es más fino o más denso).

Aplicarle aceite de visón o aceite de almendras dulces en la puntas y un baño semanal con sus productos específicos (paras los perros) es un mantenimiento idóneo si quieres tener un yorkie con un pelo brillante y bonito.

Un consejo: muy recomendable según muchos criadores de esta raza, es el recoger el pelo de la cabeza (se ve muy a menudo) del Yorkshire Terrier porque pueden dañar el cristalino provocando lagrimeo constante o problemas en sus ojos más graves.

yorkshire terrier Una de las características que más definen a los Yorkshire Terrier es su pelo. Es el centro del cuidado fundamental, además de los que básicamente se tienen con una mascota. Todos los Yorkies de cachorros tienen un pelaje oscuro, como en la foto.



Para temas de exposiciones el preparado y la peluquería del Yorkshire Terrier es toda una ciencia.

¡La verdad es que el resultado de un buen trabajo para la ocasión es expectacular!

La transición de esta raza, de ser cazadora de ratones en fábricas a ser la reina de palacios, casas señoriales,  es totalmente radical y sorpredente, lo que ha hecho que le dedicáramos este post.

Si tienes un/una yorkie en casa nos gustaría verla en fotos, ¡Preséntanosla en Facebook!

alimento deshidratado para perros



 

comments powered by Disqus